Quien tiene un amigo artista tiene un tesoro, ya que contagia su pasión por la belleza y el arte.

Para todos aquellos artistas o para quienes tenéis cerca a un apasionado de las bellas artes, hemos escrito este artículo en el que os damos algunas recomendaciones e ideas de regalos para artistas y amantes de la pintura.

 

Para los que están empezando… un bloc de dibujo, de buena calidad. 

Es importante que el bloc sea específico para cada técnica artística (lápiz, acrílicos, óleos, acuarelas…) o que por lo menos el gramaje sea el adecuado.

Ya que a mayor gramaje, el papel soporta una mayor carga de agua y pintura. 

Un bloc es el mejor comienzo para llamar a la inspiración y que aparezca la musa.

 

Para los más exquisitos…  unos pinceles artesanos de calidad.

Este regalo es infalible. Ya que a veces ‘pica’ invertir para uno mismo en un buen material. Así que la ilusión y el agradecimiento están asegurados. 

Nosotros trabajamos con la casa Escoda, que llevan desde 1933 fabricando pinceles y brochas de forma artesanal. Y tienen, además de todo tipo de pinceles, unos packs de viaje con unos estuches preciosos y perfectos como regalo.  

 

Para los más pros… maletín de óleos de Titan.

Aquí hablamos del “Señor Regalo” para los ya aficionados a la pintura al óleo.

Un maletín de madera barnizada con una variedad de materiales específicos para esta técnica pictórica. Si quieres sorprender a tu amigo, y a la vez lucirte, esta es una buena elección. 

 

Para los alternativos… rotuladores de Montana Colors.  

Conquista a ese amigo molón con los marcadores gráficos de Montana. 

Tienen dos puntas; una fina y redonda para dibujar y otra ancha y biselada para rellenar o realizar caligrafías.

Además vienen en packs de 12 o 24, y en colores básicos, colores pastel y en tonos grises. ¡Triunfo seguro!

 

Para los frikis del dibujo…  estuche de lápices de Faber-Castell.

Ya sólo abrir la tapa del estuche, oler los lápices y sentir su tacto será el comienzo del regalo.

El resto lo disfrutará durante meses de bocetos, creaciones y preciosos dibujos a lápiz. 

La marca Faber-Castell, con más de 250 años de historia, es garantía de éxito y calidad.

 

Para los que no pueden parar de crear… un cuaderno de esbozos. 

No hay nada más especial para un artista que su cuaderno o bloc con bocetos e ideas.

Siempre con éste en el bolsillo, el bolso o la mochila por si le llega la inspiración en cualquier momento, estar siempre preparado. 

El bloc de la marca Canson® Guarro® tiene un papel especial para esbozo de blanco natural y grano ligero para un gran agarre del grafito y otras técnicas.

 

Para los ‘más dulces’… un estuche de pasteles de Faber-Castell.

Con un formato similar al de las tizas, es una de las técnicas más recomendadas para familiarizarse con la pintura. 

En cajas de 24 o 36 colores, es un regalo fantástico para animar a cualquiera a despertar su faceta artística. 

Ojo, importante resaltar que aunque sean pasteles, no son aptos para el consumo. 🤣

 

Y para los que producen sin parar… pinturas de diferentes colores. 

Por qué no, también se puede regalar pensando en la practicidad. Y normalmente son los regalos más agradecidos. 

En función de la técnica más usada por el artista, hazle una cajita llena de óleos, acrílicos… o incluso materiales auxiliares como barniz, diluyente o esencia de trementina. 

Ponlo en una caja bonita con un lazo colorido y ya tienes regalazo.

 

Como has visto, las bellas artes abarcan a todo tipo de personas. Desde los recién iniciados hasta los más profesionales, en nuestras tiendas siempre puedes encontrar algo para sorprender. 

Y si el artista eres tú, comparte este post con tus seres queridos, para que esta vez acierten con tu regalo.

Recuerda que regalar arte es obsequiar con momentos de inspiración, de concentración, de alegría, meditación y de mucho amor.